Sulfamidas's Blog

Just another WordPress.com site

SULFAMETOXAZOL Y TRIMETOPRIMA noviembre 19, 2010

Las combinación de sulfametoxazol y trimetoprima se usa para prevenir y tratar las infecciones, como la bronquitis, la infección del oído medio, las infecciones del tracto urinario y la diarrea del viajero. También es usada para prevenir y tratar la neumonía por Pneumocystis carinii. Este medicamento no tiene efecto en los resfriados, la gripe u otras infecciones causadas por virus. También, este medicamento puede ser usado para otras condiciones según lo determine su médico.
MECANISMO DE ACCIÓN:
La síntesis del tetrahidrofolato se inicia a partir del ácido p-aminobenzoico. Precisamente a este nivel actúa el sulfametoxazol, que bloquea la enzima responsable de la síntesis debido a su parecido estructural. Un paso posterior es la unión de dos moléculas de dihidrofolato en una sola de tetrahidrofolato. Es en este paso donde actúa la trimetoprima, ya que es análoga al dihidrofolato, por lo que bloquea la enzima responsable de la unión. Esta reacción tendría un efecto altamente tóxico en el ser humano, pero debido a que la afinidad de las bacterias por la trimetoprima es mucho más elevada que la de las células humanas, se pueden utilizar dosis lo suficientemente bajas para que no hagan daño al organismo humano mientras que son lo suficientemente altas como para interferir el metabolismo de las bacterias.
EFECTOS DE LA COMBINACIÓN:
Las bacterias no son capaces de extraer del mediotetrahidrofolato, por lo que dependen de su propia síntesis para conseguirlo. Evitar esta síntesis termina originando un déficit metabólico en la bacteria, facilitando su muerte e impidiendo su reproducción. Se trata, por tanto, de antibióticos bacteriostáticos en cuanto a su mecanismo de acción.
USO CLÍNICO:
El uso de esta combinación por lo general es la elección empírica que está indicada en pacientes con síntomas de bronquitis e infecciones que se presumen son causadas por los estafilococos y estreptocos (excepto la faringitis por estreptococo). Su uso está mayormente indicado, con un alto grado de efectividad, para las lesiones de tejidos blandos ocasionadas por los agentes bacterianos antes mencionados, pero su empleo deberá ser siempre vigilado por un médico, ya que es de uso delicado, sobre todo en menores de 12 años; además, no se recomienda durante el primer trimestre de embarazo.
INDICACIONES:
El cotrimoxazol debe limitarse exclusivamente a:
Fármaco de elección para la neumonía por Pneumocystis jirovecii (Pneumocystis carinii).
Toxoplasmosis.
Nocardiasis.
Antiguamente era utilizado en las exacerbaciones de la bronquitis crónica y en las infecciones urinarias; en la actualidad ha quedado muy limitada esta indicación.
PRESENTACIONES:
Las dosis habitualmente utilizadas son:

40 mg de trimetoprima y 200 mg de sulfametoxazol.
80 mg de trimetoprima y 400 mg de sulfametoxazol.
160 mg de trimetoprima y 800 mg de sulfametoxazol.
Jarabe Ambroxol o Bruxol.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s